Archivo de la etiqueta: luz

Hay momentos

donde la única escritura posible se define a través de una imagen. Todo lo que sucede fuera de la imagen, es amor, algarabía, emoción, dudas y alegría infinita  que revolotea alrededor de la niña. La niña duerme plácida. Nosotros la adoramos en silencio.
Les presento a Rosario, mi nieta recién llegada al mundo.

Rosario


de hilos para una urdimbre… seguimos

 

Un cuaderno y un lápiz para seguir.
Hoy se deja ver el sol. Manos y  piernas se deleitan en su luz. Un mini poema como salido del aire se precipita sobre  la hoja.

 

 

Ni correa
ni soga
Lazo
Secuencia de luz
enlazando corazones.

 

 

Vamos por una foto, la foto que inaugura la llegada al blog.
otros tiempos/1

El arroyo que cruza por detrás de casa.

Como podrán ver la foto está totalmente editada, algo que disfruto mucho y  en cantidades infinitas, como infinitas son las posibilidades de una imagen
Allí vuelvo una y otra vez cuando busco algo que no sé; o ese algo que no sé me anda buscando.
¿Te ha sucedido necesitar con urgencia viajar a ese espacio-geográfico etéreo que alguna vez habitó tu infancia?
Te dejo la pregunta.

 

 

 


Corazón

Es el corazón que late pensamientos y establece asociaciones.
El corazón que fisgonea entre las sombras y dispara dardos contra todo y contra sí mismo porque no quiere transitar lo ya transitado.
Es el corazón comiéndose a sí mismo. Regurgitándose en la tristeza. Construyendo blasfemias para no dar la cara, para no decir: esta boca es mía y mío lo que sale de esta boca. Borbotones rojos.
Palabras heridas de muerte antes de alcanzar el éter, hebras infinitas, rotundas.
Es el corazón y su silencio de templo guiando los recuerdos. Recuerdos de espadas filosas, de dulces pétalos enredándose. Tela de araña inmutable.
En medio, una cicatriz antigua como la vida misma, vociferando: “hablemos”.
Es el corazón y su abismo.
Aquí los despojos.
Aquí la posibilidad del rayo y la luz.


breves, brevísimos…

Entrega
Vestida de silencios se entrega la noche. El día aún no la desnuda. Cosquillas cantarinas bailan detrás de su traje.
***
Cuando tomó conciencia de su condición de flor, bastó su aroma para conjurar una sonrisa.
***
Tiovivo
La verdad es lo más parecido a una calesita, según el lugar que ocupes, será tu visión y tu verdad.
***
Julio Verne
Decidió cabalgar un haz de luz y recorrer el mundo con los ojos bien abiertos. Al final del día descendió sobre un verso.
***
Me desatas el corazón
como yo desato poesía.
Verso a beso.
***
Epitafio
Aquí yace una lectora voraz. Se fue en las últimas líneas.
***
Le comentaba una paloma a la otra que el calor la tenía apabullada. Pues anida entre las hojas de un laurel. Eso… Eso es la Gloria.
***

 


poesía, y esa extraña manera de decir las cosas…

Había una calle
Una sombra
La luz de tu mirada
Un cielo
Al norte tus manos
Al sur tus pies
Y en el meridiano de Greenwich
de boca en boca
Tu corazón

feilz renacimiento y 2013

Immagine in linea 1

Que la tierra se haga camino ante tus pasos,
que el viento sople siempre a tus espaldas,
que el sol brille cálido sobre tu cara,
que la lluvia caiga mansamente sobre tus campos,
y hasta tanto volvamos a encontrarnos,
Dios te guarde en la palma de su mano.
ANTIGUA ORACIÓN IRLANDESA
***
¡qué tengan un año escandalosamente bello!

Gracias Francesca Quatraro por tan dulce ilustración

Si querés ver más,  pasa por aquí

http://officinamezzaluna.weebly.com/index.html


diario de un 18 de junio…

Este amanecer me regalaba el universo, el día de mi nacimiento.
Otros regalos se sucedieron a lo largo del día. Regalos simples, profundos en su significado. Afectos, rodeando, abrazando, sonriendo ¿qué más?La sonrisa de mis hijos, mis dos mejores poemas. Si ya sé, una casa frente al mar,  en medio del bosque o unas minis- vacaciones en una isla paradisíaca. Está bien, todo vale, pero no nos olvidemos de esas pequeñas cosas que conforman nuestro mundo. Y hablando de mundo, pequeñas cosas, cotidianidades, yo, por ejemplo, no puedo imaginarme andar por la vida sin apreciar esas maravillas que se suceden durante el día o la noche, o esas rutinas de la que tanto escucho quejarse, pero que si lo pensamos mejor, al fin nos liberan. Imagínense decidiendo cada día de nuestras vidas, si desayunamos, qué desayunamos, cómo vamos a lavarnos el rostro, o a qué hora vamos a acostarnos, qué me pongo o qué me saco, en fin… esas rutinas, como lo es la mía de caminar cada día hacia mi trabajo y que nos puede embriagar y llenar el día con semejante belleza.

No sé, si es este año más que tengo, si es este hacerme mayor que filtra una luz especial entre mis ojos y hace que todo brille, pero no ciegue.


breves, brevísimos…

Lluvia
Danza  sobre mi  piel. Mañana florecerá.

***

Soñante

Se metió de lleno en el sueño. Rasgó cielos. Nadó sobre la tierra y cruzó  un mar inmenso, oscuro y  rugiente sobre puentes invisibles.
Cuando alcanzó la orilla opuesta y apoyó sus pies,  su cuerpo  renacido /alado, brilló bajo la luz de unos ojos que la sostenían en la palma de una mano.