Archivo de la etiqueta: hijos

¿Leyeron Rayuela?

¿Se acuerdan del texto que anticipaba Rayuela, la novela de Cortázar?
Era un texto de Cesar Bruto, “Lo que me gustaría ser ami si no fuera lo que yo soy”
Como trabajo en una biblioteca, busqué el libro y por supuesto lo encontré. Aqui les dejo un fragmento de otros de sus trabajos, para que compartamos la risa y el humor de aquella época.
Por cierto…
César Bruto fue un personaje creado por Carlos Warnes, humorista argentino que trabajó en diversas publicaciones de nuestro país.
Cesar Bruto “Lo que me gustaría ser amí si no fuera lo que yo soy”  La cuerda floja (1947)
Mi propio padre (primera entrega)
Yo sé que nadies puede ser su propio padre y ni tan siquiera su propio hijo, como tanpoco pude uno ser el propio tío de uno mismo ni el propio abuelo, porque la naturaleza hase todas las cosas bien y para que se respeten y no para que cada cual haga lo que quiera, así quel que nasió hijo tiene que ser hijo hasta que se muera y el ques padre también, salvo caso, por egenplo, de mi viejo ques las 2 cosas, porques padre mío y de mishermanos y hijo de mi abuelo, o sea su padre, pero luna golondrina no hace verano y a lo mejor en otros familia pasa lo mismo.
De chico me gustaba ser mi padre para ser el primero que se ponía los trages y conprarlos alguna vez al gusto mío, y no como pasaba que porque al viejo se le antojaba un trage verde, despué sienpre de verde tenía que andar todos los hijos hasta que me tocaba a mí, quentonses ya no eran verde sino del color de los remiendo que le ponía la vieja, asegún el trapo quencontraba. Otra cosa buena de ser padre es servise primero en la mesa bien el plato hasta arriba de pulenta o de rabioles y pegarle a los chicos si no quieren tomara la sopa de cuáquer o de tapioca, lo cual sirve para ser fuerte y con buena salú, y si los padres no la toman es porque no la presisan. Igual pasa con el vino y el sifón quel padre toma, endemientras los ninios beven agua no tiene alcohol, a meno que sea aguardiente, pero entonces tamién la toman los padre, y los chicos no la pueden tomar ni cuando no los miran y ponerle agua a la botella para que no se note, porquel aguardiente con agua se pone como leche y cualquiera se da cuenta de la matufia.

continuará 🙂

Anuncios

diario de un 18 de junio…

Este amanecer me regalaba el universo, el día de mi nacimiento.
Otros regalos se sucedieron a lo largo del día. Regalos simples, profundos en su significado. Afectos, rodeando, abrazando, sonriendo ¿qué más?La sonrisa de mis hijos, mis dos mejores poemas. Si ya sé, una casa frente al mar,  en medio del bosque o unas minis- vacaciones en una isla paradisíaca. Está bien, todo vale, pero no nos olvidemos de esas pequeñas cosas que conforman nuestro mundo. Y hablando de mundo, pequeñas cosas, cotidianidades, yo, por ejemplo, no puedo imaginarme andar por la vida sin apreciar esas maravillas que se suceden durante el día o la noche, o esas rutinas de la que tanto escucho quejarse, pero que si lo pensamos mejor, al fin nos liberan. Imagínense decidiendo cada día de nuestras vidas, si desayunamos, qué desayunamos, cómo vamos a lavarnos el rostro, o a qué hora vamos a acostarnos, qué me pongo o qué me saco, en fin… esas rutinas, como lo es la mía de caminar cada día hacia mi trabajo y que nos puede embriagar y llenar el día con semejante belleza.

No sé, si es este año más que tengo, si es este hacerme mayor que filtra una luz especial entre mis ojos y hace que todo brille, pero no ciegue.