Archivo de la etiqueta: alquimia

El poeta y la musa

El poeta y la musa

Es profunda la voz del
mar, poeta.
Estira tus dedos
bajo la suave caricia de
la ola
bébete mis humedades
roza la piel
eriza tu lengua
de sales.
Y si todo esto
asemeja un laberinto imposible
de alcanzar,
inténtalo de nuevo.
Te otorgaré el
misterio del placer
y de la
alquimia.
en una sola
línea.
Tu musa.


umbral

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

Los Heraldos Negros. César Vallejo

a mi amigo, para que recuerde su profunda fortaleza.

La toma con precisión. Se debate entre la fuerza y la angustia,  con firmeza la desnuda.
Con la mirada cansada, recorre ese cuerpo amordazado por una enfermedad que la tiene oculta tras un manojo de piel y huesos. Su relación con el mundo pende de un hilo delgado, invisible.
Como todos los días, y casi a la misma hora, él la sumerge en la bañera y ella vuelve a nacer. Su rostro resplandece, se ilumina.
A pesar de su sensible delgadez la imagen se torna bella. Los elementos fundan una  alquimia extraña. Cascada de emociones incomprensibles conspiran en el aire.
Es como verlos sumergidos en una lucha despareja, sin trincheras. El cielo y la tierra son sus campos de batalla y en medio, el agua. El agua suavizando las circunstancias, purificando. Luego sus manos, enjabonan con paciencia y espumas, ese cuerpo pretérito.
Sus ojos de tanto en tanto se cruzarán.
La fuerza, el dejarse ir, el aferrarse, todo pasará decodificado entre sus miradas.
Sudado, agotado, la recoge entre sus brazos, y con infinita suavidad la recuesta sobre toallas blancas que esperan sin disimulo.
Como guardando un extraño secreto, cura cada llaga que irrumpe en su carne.
Él, queda exhausto.
Ella, profundamente relajada, le agradece desde la mirada con un tizne de pudor.
La habitación queda en silencio y  nuevos olores la invaden.
Las pulsiones decrecen, y ambos, exorcizados, retornan a sus cuerpos.
Ella, a su reposo inevitable.
Él a su cansancio, a su presente.
Una luz tenue se cierne sobre ellos y la puerta…
La puerta entreabierta.