Archivo de la categoría: poesía

un adelantado del tweet?

De cuando la voz viene de lejos, y parece que hubiese sido ayer que la escuchamos o leímos. Con Uds. Antonio Porchia (1885 – 1968)

 

de Voces reunidas

 

 

Tu crees que me matas. Yo creo que te suicidas.
***
Ahora tengo miedo de entrar en las cosas;
miedo de hallarlas todas justas
***
Mis cosas totalmente perdidas son aquellas que,
al perderlas yo, no las encuentran otros.
***
Todo juguete tiene derecho a romperse
***
“En su prólogo de 1978 a Voces reunidas (un libro donde se recoge la obra completa de Antonio Porchia), el autor de El Aleph escribió: “Los aforismos de este volumen van mucho más allá del texto escrito; no son un final sino un comienzo”. Algo parecido dijo Cioran sobre cuándo se empieza a hacer filosofía”.

antonio porchia2

publicado originalmente en:

http://blogs.20minutos.es/poesia/2009/06/10/voces-antonio-porchia-1885-1968/

 

Anuncios

Eeva Kilpi poeta

Hace unos días descubrí gracias a una amiga a Eeva Kilpi, poeta nórdica que te saca sonrisas a mansalva.

 

Dime si molesto,
dijo él al entrar,
porque me marcho inmediatamente.
No sólo molestas,
contesté,
pones patas para arriba toda mi existencia.
Bienvenido

* * *
¿Te dejarías follar por quince euros? me dijo
en la parada del autobús a las 0.42
rodeados de calles vacías y congeladas.
Primero negué con la cabeza, pero luego le dije:
Por dinero, no, pero si pasas la aspiradora y friegas los platos…
Entonces él, a su vez, se negó
y se dio la vuelta abatido para seguir su camino.

****

Lamentablemente no hay mucho de su obra en nuestro idioma; pero vale la pena navegar por la red para dar con algún puertopoema de Eeva Kilpi.

 

Poeta

Eeva Kilpi


A Thousand Kisses Dee

 

Leonard Cohen fue cantautor, novelista, poeta. Un completo desconocido para mí, hasta el día que publicaron su fallecimiento y mucha gente que sí lo conocía y lo seguía, lamentó su pérdida.

Entonces… leyendo algunos de esos mensajes tan sentidos me pregunté, ¿quién es/fue  este señor?

Salí disparada a la gran enciclopedia multimedia de Google y aterricé en YouTube.

Y como esos designios brillantes a punta de flecha que vulneran el corazón, caí a mil besos de profundidad.

Me enamoré/ enamoró con la palabra. La palabra recitada. La palabra sencilla que desgrana historias. Historias que nos alcanzan incluso, a distancias siderales.  A mil besos de profundidad.

 

 


Corazón

Es el corazón que late pensamientos y establece asociaciones.
El corazón que fisgonea entre las sombras y dispara dardos contra todo y contra sí mismo porque no quiere transitar lo ya transitado.
Es el corazón comiéndose a sí mismo. Regurgitándose en la tristeza. Construyendo blasfemias para no dar la cara, para no decir: esta boca es mía y mío lo que sale de esta boca. Borbotones rojos.
Palabras heridas de muerte antes de alcanzar el éter, hebras infinitas, rotundas.
Es el corazón y su silencio de templo guiando los recuerdos. Recuerdos de espadas filosas, de dulces pétalos enredándose. Tela de araña inmutable.
En medio, una cicatriz antigua como la vida misma, vociferando: “hablemos”.
Es el corazón y su abismo.
Aquí los despojos.
Aquí la posibilidad del rayo y la luz.


viento

Hoy que el viento juega con las hojas, levanta polvareda y arremolina recuerdos, comparto esta bella canción de Liliana Herrero, cantante argentina de lujo.

Les dejo el link a la canción, ya que por alguna razón no me permite visualizarlo dentro de la página.

https://youtu.be/0ccLEmByFmk

 

 

Confesiones del viento

El viento me confió cosas
Que siempre llevo conmigo,
Me dijo que recordaba
Un barrilete y tres niños,
Que el sauce estaba muy débil,
Que en realidad él no quiso,
Que fue uno de esos días
Que todo es un estropicio.

Me dijo que los pichones
A veces de apresurados
Caen al suelo indefensos
Y él no consigue evitarlo.
Me habló de arenas de agosto,
De cartas de enamorados,
Del humo en las chimeneas,
Del fuego abrazando el árbol.

Iba quebrado de culpas
Y seguía confesando.
En su lomo de distancias
No cabalgaba ni un pájaro.
Era un fantasma ese viento,
Un alma en pena penando
Y en ese telar de angustias
Tejió sus babas el diablo.

Me dijo que recordaba
Que en realidad él no quiso.
Un barrilete y dos niños.
Me habló de arenas al cielo
Y chimeneas al piso,
De cartas de enamorados,
Que todo es un estropicio.

Era un fantasma ese viento,
Tejió sus babas el diablo,
Iba quebrado de culpas
Y no consigue evitarlo.
En ese telar de angustias
El fuego abrazando el árbol,
El sauce estaba muy débil
Y seguía confesando.

Le pregunté por las chapas
Del techo de los de abajo
Dijo: “el hombre ha de luchar
Para conseguir los clavos
En vez de hincarse a rezar
Para olvidar sus quebrantos
O de sentarse a esperar
Regalos eleccionarios”.

Me sorprendió la respuesta
Pero no quise atajarlo,
Pues cuando lleva razón
Vaya, quién quiere pararlo

El viento me confió cosas
Que siempre llevo conmigo,
Que siempre llevo conmigo.

confesiones del viento, link a sus letras


Grata sorpresa :)

Vestigios de la vida es el nuevo libro de la Editorial Dunken

Aquí podrán leer a varios autores argentinos entre los que me cuento. En verdad es una gran alegría participar de esta selección de textos realizado con mucho cuidado y respeto hacia todos los autores.

Una vez más agradezco a la Editorial su trabajo a conciencia y la posibilidad que nos da a todos los  escritores del país de poder participar de sus propuestas y concursos.

Vestigios de la vida

Tapa del libro

Para poder leer el poema con el que participé hacé clik en el link

En el principio

Gracias totales!!


feliz primavera!!!

DSC_0143_20150918152022839

y para los que están del otro lado, felices ocres, rojos, amarillos, naranjas!!!


poesía, y esa extraña manera de decir las cosas…

Había una calle
Una sombra
La luz de tu mirada
Un cielo
Al norte tus manos
Al sur tus pies
Y en el meridiano de Greenwich
de boca en boca
Tu corazón

En cuerpo y voz / la biblioteca

Hoy, que me voy muriendo de a poco
y los libros me van dejando
Me declaro en Estado de Poesía
Alerta
empobrecida
vestida de sepia
de tanto llorar
quiero ser Poesía


Hoy, que las historias
duermen bajo  el polvo
y el herrumbre
bajo minúsculos organismos
vestidos de luto
y no hay niños, ni murmullos
ni “vení que cuento”
ni cruce de pareceres
ni trasmisión oral de los
sucesos callejeros
Me declaro en Estado de Poesía
Ruinosa
Alerta
Sucia
Sepia


Te leo poeta
bajo ésos párpados de cuero dormido,
amohosado
desintegrado
Las hojas,
pañuelos de mis
lágrimas, se esfuman
bajo mil miradas.
La divina comedia, Don Quijote, El extranjero
y el Martín Fierro se
cuentan historias dentro de una caja
Sancho Panza reniega, su cuerpo le
juega una mala pasada
Los veo y se me rasgan
las ganas
los sueños
el silencio
Me declaro en Estado de Poesía
Sepia
Sucia
Ruinosa
Alerta
 

¿Alguien me escucha?
Mi cuerpo se deshace
Soy piel vieja y huesos
¿Quién será vientre para
tantas voces,
hoy que estoy pariendo
antes que se mueran dentro?
¿Quién oídos?
¿Quién corazón generoso,
solidario?
Hoy
me Declaro en estado de Emergencia
y me nazco Poesía.
 

 


poesía, y esa extraña manera de decir las cosas…

Tengo oculto en ciertos
rincones de la casa,
una sonrisa trapecista
un abrazo apasionado
una maravilla a cuerda
una lágrima equilátera
un beso redondo
y un sueño.
Te toca buscar.