Archivo de la categoría: la patria equivocada

retazos de vida…

Sentada en mi lugar de trabajo, la tierra, tierra injertada, tierra yerma, inventada sobre un asfalto, hace las veces de escenario, para la realización de una película, “La patria equivocada”. Vuelo en el tiempo, un tiempo con retazos de historias fantásticas, invisibles, reales, puzzle de lo que fue.

Sentada en el presente, observo, el pasado. Retomo las páginas del libro de Dalmiro Sáenz, y me lleno desde la raíz. Pienso en la patria, en las definiciones que le endilgamos, en las tesituras, en las corduras y desmesuras, las coherencias y las extravagancias de quienes simulan gobernar el país, nunca, nuestro país, siempre el país, parece de otros, de cualquiera menos el nuestro, el que habitamos todos… y siento que nada ha cambiado desde aquellas épocas de patricios y soldados, indios (los pocos que quedaban) y gauchos y negros que también iban siendo eliminados en cada guerra, por conquistar que provincia? ¿Qué país?
Y detrás de cada guerra, de cada muerte, de cada ignorancia o arrogancia, el amor que intenta ser rey, el amor que se infiltra venenoso en la sangre de muchos, incluso, de aquellos que llamamos próceres, héroes.
El día transcurre lento, ventoso, polvoriento. Miro a través de la única ventana con vidrio transparente, y allí, donde antes había asfalto hay una calle de tierra improvisada, unos actores haciendo como si… gente con cámaras y celulares, auriculares, laptop y demás tecnología filmando el pasado,  filmando la historia de un hombre, soldado, que fue despojado de su uniforme, por las delicadas manos de una mujer.

Al cabo, la patria es el cuerpo de una mujer, territorio indescifrable, querido, palpable.
***
Obra: Amantes
Anne Pascale Gil Bautista
Anuncios