Archivo de la categoría: fotografía

Invitación

 Venezzia 
una mirada particular
pincelada fotográfica de Pedro Martinez
 para ver la exposición virtual, haz clik en el siguiente link


Poesía y esa extraña manera de decir las cosas…

Amó su cuerpo voluptuoso.
Marinero adentrado en la mar
se dejó arrastrar,
por el ímpetu de sus olas.
Urdió con sus finos dedos
redes invisibles,
sobre los pliegues renacentistas
orgullosos.
La abarcó entre sus brazos,
feliz de ser su único habitante.
En la desnudez y entrelazados,
sus cuerpos naufragaron
en una vastedad oceánica
de energías vibrantes,
unificantes.
Sonrió ante tanta desmesura.
Cada beso,
cada caricia,
fue la huella precisa
e inasible,
hacia esa tierra de suaves médanos
que ocultaba tras sus ojos,
la más perfumada y bella flor.

Fotografía de Jan Saudek

Feliz 2009

Kjell Sandved es fotógrafo. A través de su observación, pudo encontrar letras o números en las alas de mariposas, creando con ello la lámina que pueden ver arriba.

Se los traigo hasta aquí para que cada uno de nosotros construya sus sueños y deseos con este alfabeto especial.
¡Qué tengan un hermoso final y comienzo de año!!


breve, brevísimo…

La composición es mía.
Las fotos las tomé de www.shutterstock.com


En- sueño

Escondida detrás de mis cuadernos
te acariciaba el vientre,
por sobre esa remera roja
que tanto me gusta

Tus manos iban al encuentro
de las mías
me tomabas fuerte
no me soltabas

La sensación vívida
abrió mis ojos,
no estabas a mi lado,
no amaneciste
enredado a mis piernas
ni con tu rostro
descansando entre mis pechos

¿Dónde estás?
¿Cuándo fue que me perdí?

fotografía: Natura Moarta
Gheorghe Vasile

desvarío

Deambulo erótica y errática por un desierto inanimado. Son partículas minúsculas de arena las que acarician mis pies. Anuncian una canción eterna, universal, y el oasis que esconde, contiene la vida, toda una vida.
Allí se juega al todo o nada y en el medio, circunspecta encerrada, queda el alma, la esencia de la flor inventada, la caricia extraviada, el sueño sin alas.
Son mis manos cansadas, tibias, las que preguntan, observan y mis ojos enceguecidos por la luz, solo atinan siluetas deformadas que no dicen nada. Calcinada por el sol y sedienta, apresuro mi cuerpo a médanos provocativos, que lo sé, pretenden devorarme, pero yo, viajera solitaria, sé de la emboscada, la trampa. Por un momento convoco sombras, fantasmas, tan sólo por apaciguar el latir en mis venas, en la piel, en la sed…

El deseo enciende pensamientos, fantasías, sentimientos.

Allí, quieta, muda y con la boca entorpecida, vuelo a otro mundo.
Suelto amarras. Desencadeno una furia sin pausas…
Pre­siento. No hay miradas, manos, piel ni huesos, es sólo una nada extraña, azulada, inventada, por quien sabe que prestidigitador atolondrado y embelesado con artificios de maga…
Me elevo sobre mi cuerpo, puedo verme.
Soy todo y nada, en un mar de encrucijadas, pero eso ya no importa.
Ahora soy instante desbocada, palabra inventada…
Foto de: Brian Leigthon-Tunnel of Love

En viaje

Que me traigas en la piel
en los ojos,
la memoria de tus viajes

Que me cuentes con las manos
con tu olfato,
la extrañeza de ser uno distinto
entre tantos parecidos

Que el deseo no muera
en este cuerpo mío
y mi amor no se llene de tristeza

Que me digas en con tus labios
del disfrute,
el gozo,

de otras ciudades
otras gentes, sabores
realidades

Que navegues por mi piel
y en cada rincón
tus manos cuenten
historias diferentes

Juro:
No me cansaré nunca
de ser tu territorio
tus caminos…


poesía y esa extraña manera de decir las cosas

 

En mi imaginación,
estás abrazado a mis caderas
sosteniéndome en tu deseo
aleteando sobre mi boca

me desarmo y
derramo sobre tu piel
como liquido amoroso
que busca llegar a su mar

tus ojos indagan
y miran
más allá de las formas…
no lo cierres, porque me pierdo

¿y mis manos?
mis manos
quieren sentirte
saberte
respirarte palmo a palmo

En mi imaginación
estoy sentada
en un rinconcito de tu corazón
y sueño…

sueño que me alcances
me tomes
y ya no me sueltes.