Archivo de la categoría: brevisimos

breves, brevísimos

Serendipia

 

Río verde
mucho.
Río bajo
y acabo bebiéndome
el mar.

 

Dar-se-cuenta

 

El corazón renueva sus alas cuando la tierra tiembla.
(cuando los temblores en México)

 

Greenwich

 

Alcanzó su boca con claridad meridiana.

 

Céfiro

 

Se enredó en mi pelo
Acunó sueños en el cuenco de mis manos
Lamió mi rostro noctámbulo
Nunca supo cuánto ame sus caricias
 (el viento sigue haciendo de las suyas)

 

 

El Tajamar de mi ciudad

Amanece. El viento está en calma y comienza asomarse la primavera.

En la foto “El Tajamar”. Lago artificial, ícono de la ciudad de Alta Gracia, diseñado  por los Jesuitas y construido por los indios (pueblos originarios) de la zona, para regar los huertos y quinta de alrededores.
Hoy, es un bello lugar para descansar, leer o simplemente dejarse estar.
Anuncios

breves twitteros

Hoy quiero ser Cronopio y mañana tal vez Fama -le dije a Cortázar en sueños. Me miró de reojo y me dio instrucciones para meditar.
Ommmm
cronopio
**

Noche.
Un bicho torito sobrevuela mi cuerpo, me roba el sueño, y lo transporta en su simulado helicóptero.
bicho torito
**
Ecografía

 

Volvimos a nacer
al latir de un corazón como semilla de uva.
Cabalgaba sueños de agua
a través de un monitor

 

 

** Las imágenes fueron tomadas de la red.

breves, brevísimos…

Entrega
Vestida de silencios se entrega la noche. El día aún no la desnuda. Cosquillas cantarinas bailan detrás de su traje.
***
Cuando tomó conciencia de su condición de flor, bastó su aroma para conjurar una sonrisa.
***
Tiovivo
La verdad es lo más parecido a una calesita, según el lugar que ocupes, será tu visión y tu verdad.
***
Julio Verne
Decidió cabalgar un haz de luz y recorrer el mundo con los ojos bien abiertos. Al final del día descendió sobre un verso.
***
Me desatas el corazón
como yo desato poesía.
Verso a beso.
***
Epitafio
Aquí yace una lectora voraz. Se fue en las últimas líneas.
***
Le comentaba una paloma a la otra que el calor la tenía apabullada. Pues anida entre las hojas de un laurel. Eso… Eso es la Gloria.
***

 


cómo te lo digo…

Es una alegría imperceptible.
Es como si una mariposa microscópica dormitara en la sangre. De pronto… ¡plaf! Un suceso. No cualquiera. Un suceso ligado a los sueños, las emociones, los afectos, la despierta.
La microscópica baila en el torrente sanguíneo. Jolgorio del cuerpo y del alma.

Recomendación:
Para poder observar y sentir este fenómeno se recuerda estar bien alerta.

 

index

Flor salvaje de calabaza mucho más salvaje, huidiza (diría yo) en el patio de mi casa. Continuará…


 

 


algunos breves twitteros…

Tú me dirás; dijo al fin la caracola cuando el niño la abrazó contra su oreja.

***
Trepó por la comisura de sus labios. Lo besó. No regresó

***
Le dolían todos los ceros de su cuerpo; los unos y los otros. En la infinita espiral, su corazón claudicó.

***
Duda la  araña.                                                                                                                                         ¿Tejo, luego existo?

***
Giran solos los girasoles, en un floricentrismo tozudo.

***
A mar muerto. Rey puesto.

***
Limerencia: estado hipnótico producto de un principio activo impertinente.

***

Cuentan que fue el mar. Que sediento de tu voz, no quiso dejarte escapar. Y te fuiste Alfonsina, por la blanca arena…