Archivo de la categoría: abstracto

poesía mínima

I

Levanta un muro
su corazón atizado,
guarda en un rincón oscuro
un amor sin cuerpo
sin ley

II
Desparramo besos
sobre el papel.
Escribo tu nombre
sobre mi piel,
todo se escurre
no hay amor que lo
contenga.

III
Recuerdo
Crisálida a punto de estallar
Cándida mariposa
revoloteando
entre los límites de mi mente

Obra
Límites
María Marta Guzzetti

Sensaciones


Mi piel se eriza. Los ojos hacen agua, e intento retenerte en un pedazo de papel robado de la biblioteca.
Mi cuerpo se desliza en la memoria de tu ausencia, entonces quiero llorarte toda, quiero ser lluvia, inundarme en un sueño líquido, para así brotar en algún lugar de mi historia.
Volver a nacer y a morir cuántas veces sea necesario, hasta que ya no duelas, ni seas una herida abierta.

Obra: S/T
José María Romero Carrasco

poesía y esa extraña manera de decir las cosas…


Es una ventana al sol
Una habitación vacía
Un espacio abierto-cerrado
de tanta humanidad abandonada
viejos solos, sin nada
Solos con ellos mismos
con sus recuerdos,
su memoria frágil
inquieta somnolienta

Es un lugar, una isla
que separa un mundo de otros
¿del real? ¿el irreal?
y el sol,
que impertinente se cuela por los vidrios
las hendijas
inventando una luz
que filtre los intersticios de esa inmensa soledad
compañera inevitable de la noche larga
que habita sus almas
A veces,
puedo decirlo porque lo he visto,
la luz hace mella en la mirada
y resplandecen por instantes
se iluminan

Es la austeridad
Los olores extraños
El aire enrarecido que convive con ellos,
y en medio
una sonrisa complaciente,
de los que intentamos inventarlos
para inventarnos otra realidad
menos dolorosa
menos ausente

Es ella,
aquí,
a mi lado
Con su garganta inflamada
Los recuerdos llorosos,
emotivos
Recostada, dormitando
y yo, escribiendo,
acompañando desde este espacio,
desde un todo que a veces se hace nada
desde un gerontopsiquiátrico

***
Obra: Marina
Carlos Hernando Urrego Castañeda

poesía y esa extraña manera de decir las cosas


Has venido hasta aquí
¿A qué?
¿ a porfiarme la razón?
¿a deletrearme el corazón?
¿a lanzarme al abismo de tus ojos,
y provocarme el alma en la piel?

¿A qué has venido?
¿a florecer en mi cuerpo?
¿a volar del mundo un instante?
¿a buscarte?
¿a qué?

engañarnos a nosotros mismos
es un boomerang
que se redobla en el aire
Lo siento


Obra: Anclando Utopías
Mónica Ardaiz