llueve y llueve

¿Qué sucede en la tierra cuando llueve?

Se limpia el mundo. El aire.

Caen las sombras de los pensamientos, de los actos.

¿Nos renovamos?

¿Qué sucede cuando arrecia sin aliento?

Lluvia bendita, dirán unos. Maldita, otros.

¿Qué sucede con la humanidad, la naturaleza?

Sucede que los ríos crecen (me dice una vocecita por allí)

aumentan su caudal.

Se hace barro.

Los campos florecen o anegan.

El mar se empacha.

Los arboles agradecen, reverencian.

La tierra se mece y tiembla como en un orgasmo suave.

Hay gente que se moja, se resguarda,

sacan el agua que se coló por sus casas

y cuelgan la última prenda en lo alto de una lámpara,

o de la silla que hace equilibrio sobre la mesa.

O se empantanan tratando de rescatar lo imposible; mientras

los niños observan y juegan a ser remeros sobre el charco que domina

la entrada de las casas.

Otros quizás como yo, miran por la ventana y observan ese hilo de agua

que se pretende arroyo, que de tan despistado, crea una esclusa en el pasillo

para navegantes imaginados/imaginantes.





Por ejemplo, corazones que se cruzan bajo la lluvia,

terminan amándose en cualquier lugar.

Suceden tantas cosas cuando llueve…

Anuncios

9 responses to “llueve y llueve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: