Relato

El cuento de las certezas  o la cereza rota
Cuentan unos ancianos del bosque que hace muchos, muchos soles y una lágrima,  vivía en la cima de una montaña una mujer más viejita que ellos. Cuentan los viejitos (que siempre andan en ojotas y sin anillos) que  llegó hace una infinidad de otoños; y que por equipaje traía una  vieja bolsa de yute. Cuentan…  que cuando cruzó el sendero  que serpentea  el bosque,  levantó los ojos. Ellos se supieron observados y bajaron las cabezas. Instante que le sirvió para levantar del suelo una cereza rota.  Siguió viaje. Cuentan  los mismos ancianos que  hace muchos soles y  muchas lunas, en la cumbre de la montaña creció un cerezo que al caer la tarde, esparce  gotas de rubíes en el aire.
Anuncios

10 responses to “Relato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: