el miedo…

¿Qué experiencia lo  habrá originado? ¿Cuándo fue que se nos empozó en el alma y nos hizo caminar cojos? ¿Sin alas?
Un par de días atrás y en un otoño incipiente, el miedo se convertía en el pan de todos los días.
Han pasado 41 años de la embestida. Han pasado 41 años desde que el golpe militar, se  hiciera efectivo.
Por aquella época hombres sin escrúpulos y miedosos hasta la médula, proyectaron su terror hacia toda una sociedad. Pasaron muchas cosas, muchas vidas. Pensar distinto era peligroso, pensar también lo era. Hace 41 años, se sentaba en la silla presidencial algo parecido a una bestia. Su plato preferido era el miedo.
Eran tiempos convulsos, se sentía olor a animal herido. Grupos armados querían imponer el orden, a costa de matarse entre sí y sembrar temor, inseguridad en nombre de la justicia, la igualdad y la libertad. El plato estaba servido y la bestia no se haría esperar para acabar con él.
En esa época yo tenía12 años. Mi escuela quedaba lejos de casa y yo iba y venía a pie. No había para pagar colectivos y menos para que mis padres se pusieran en el trámite de llevarme y traerme. Tengo el registro de volver a casa al medio día y sentir de la nada, miedo a ser alcanzada por una bala. No sucedió. Pero el aire que se respiraba llevaba filamentos de odio, miedo y terror. Hubo secuestros, muertes, desapariciones, robo de niños, tortura, sangre, odio, hedor.
Los ciudadanos nos habíamos vuelto ciegos, sordos y mudos. Y los militares solo tenían un objetivo: cazar a los guerrilleros; no para llevarlos a la justicia, no. Había que erradicar de cuajo la mala sangre. Había que desaparecerlos.
La noche se cerraba sobre sí misma  y pasaría mucho tiempo hasta que se filtran hilos de luz.
A 41 años miro para atrás, y veo con espanto que aún quedan resabios de esa manía morbosa de imponerse al otro por la fuerza. Empuñando un arma o con abuso de poder.
¡Cuánto despliegue para decir Miedo!
Y allí como en un acto de magia, el plato se sirve a la mesa para la bestia de turno.
¿Aprenderemos alguna vez, que si consideramos nuestra vida valiosa, la del otro-otra también lo es? ¿Seremos capaces de mirar a los ojos de aquellos que consideramos enemigos y ver más allá? Vernos a nosotros mismos, iguales; pero distintos. Humanos.
Hoy cuando publico este post, se cumplen 35 de la Guerra de Malvinas. Otro capítulo triste en la historia Argentina.
¡¡Ay la guerra!!
 Se propusieron jugar con fuego y lo lograron. Al final del día, cenizas inocentes ahogaban el cielo.  

 

C8aU12nXkAAm349

Gracias Pablo Bernasconi por tu homenaje.

de hilos para una urdimbre

Licencia Creative Commons

Anuncios

2 responses to “el miedo…

  • Tawaki

    Al igual que un perro te ladra y te muerde porque tiene miedo, algunos hombres, que no seres humanos, acaban por instalarse en el terror para mantenerse a salvo, para conservar el poder o para destacarse sobre los demás.

    No imagino, por mucho que lo intente, ese miedo al que te refieres. Yo, que he tenido la suerte de vivir en paz, disfrutando de una tranquilidad atípica y por eso mismo insuficientemente valorada.

    Hay quien hoy en día sigue predicando ese miedo sin ningún pudor, con total impunidad. Para ellos, los asesinos son buenos, lo terroristas y los indeseables son dignos de ser defendidos, en lugar de considerarlos como lo que son: escoria.

    Vivimos en mundo mejor, qué duda cabe, pero hemos de defenderlo día a día, porque la libertad se nos puede escapar como el globo de un niño, sin que nos demos cuenta.

    • nelida©

      Lo triste de todo esto, sin querer ser pesimista, es que muchos de esos señores que utilizan el miedo para someter, gobiernan, se camuflan de buenos, de justos, por el bien de la nación. De derechas o de izquierdas, que los hay de los dos bandos. Y lo peor es que no necesitan empuñar un arma para someter; se hacen con el poder y de ahí extraen todo lo que necesitan para sus fines.

      Lo de mundo mejor, sí, cabe duda 🙂 pero eso es para un debate tête à tête

      besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: