breves, brevísimos…

Mengua la luna y su lengua. El silencio cierra fronteras sobre mis ojos.

&&

Búscame en tus sueños y te abrazo el corazón.

&&

Fue tanta la conmoción; que se le trituraron las palabras entre la lengua y ya no fue el mismo.

&&

Dicen los que saben, que la reina Curapachaca murió de gula. Quiso comerse la tierra y la luna.

&&

La libertad de cada individuo es directamente proporcional al vuelo de las aves que habitan la tierra.                                      Sentenció la golondrina.

&&

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: