Historia de un desamor

Fue tanto el amor que sintió por Cubo, que lo único que anhelaba era pasar tiempo a su lado. A cubo no le venía en gracia, pero algo le gustaba. Esfera se desvivía, tanto, que fue perdiendo cuerpo en su empeño por conquistarlo. Mientras más tiempo pasaba pensando como enamorarlo, más se adelgazaba. En la misma medida se olvidaba y postergaba a sí misma.
Cuando quiso darse cuenta, Cubo la había incorporado a su vida y ella ya era un punto diminuto en el centro de Cubo. Al principio Esfera se sintió feliz, y Cubo también. Él tenía su centro y ella era el centro. Pero el tiempo pasó y Esfera comenzó a angustiarse. Lloraba. No sabía por qué; a Cubo esto le molestaba. Algo inundaba su centro, y su centro naufragaba. Esfera por ser el centro de otro, había desdibujado su forma, vale decir, su esencia. Cubo, al tener su centro apoyado en Esfera, se había vuelto acomodaticio, por ende, inseguro. Uno se perdía en las orillas de la depresión, el otro se perdía en las orillas de la vanidad.
Ambos naufragaron en la soledad de sus egos.

Anuncios

4 responses to “Historia de un desamor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: