breves, brevísimos

Amo el otoño.
Su silencio amarillo
El arrullo de su voz
La promesa exacta
que encierra su vientre.

***

Fui a tu boca, al rescate de las palabras que se me olvidaron.

***

La nieve; y su maravillosa conspiración geométrica.

***

He de confesar que algunas de mis malas virtudes, las quiero tanto,

que he decidido colocarlas junto a las buenas.


Anuncios

4 responses to “breves, brevísimos

  • Artur

    Breves pero geniales. Me encantaron. Quiero más! :p

  • Tawaki

    Es curioso, porque aquí acabamos de sacudirnos la nieve y no queremos saber nada del otoño. ¿Cómo saben las palabras en boca ajena? Dulces, espero, para poder cantar tus muchas virtudes.

    • nelida©

      Imagino que no han de querer nada de otoño; pero sin embargo, en lo personal, el otoño me huele a primavera.
      No sé como saben, porque aún la boca no cae, y por ende no las he podido encontrar 😉
      de las virtudas hablaremos en otro momento jajaja
      besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: