ellas eran

Ellas eran blancas/inocentes

huéspedes de lugares desconocidos

de ojos desmesurados,

ávidos.

Habitaban el más terrible de los

mundos,

el de los sueños,

que las dejaba ausentes

de la vida.

El vuelo rasante de una caricia

las despertaba a una tierra

no prometida

ignorada,

y allí

a plazos cortos

descubrían

el mundo histórico de otros.

Cayeron de sus sueños

alzaron vuelo

tantas veces, que un día

decidieron quedarse de este lado

asumir sus cuerpos/almas

olvidarse de sí mismas.

Fueron otras

ni blancas, ni puras,

huéspedes inocentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: