reflexiono

También la lluvia, no es sólo  una película basada en un hecho real, “el conflicto del agua”. Terrible conflicto si se piensa que el agua es un bien muy preciado, es oro líquido, es fuente de vida; sino, también la lluvia, es una película que  gira en torno a cuán lejos está nuestro discurso de  nuestra práctica o viceversa, cuán lejos está nuestra práctica de nuestro discurso (aunque aquí la experiencia puede cambiarnos la mirada). Discurso que por otra parte se asienta en creencias, o intelectualismos que defendemos a rajatabla pero que no nos conducen a ningún lado, sólo, a defender nuestra postura, una opinión, un ¡este soy yo! que está muy lejos de acercarse a lo real. Porque, nos hemos alejado tanto de nosotros mismos, que nos hemos alejado de nuestra esencia, de nuestra conciencia real de quienes somos y cómo somos, tanto,  que cualquier mirada sobre el mundo, la vida, las sociedades, etc., etc., queda empequeñecida y acaso responsable por lo que nos pasa. Los responsables siempre son otros, las culpas son ajenas y así… Nos falta mucho para mirarnos en el espejo y reconocernos con nuestras propias sombras y luces. Nos falta mucho para hacernos cargo de nuestros actos, de cada uno de nuestros actos y aceptar sus consecuencias, pero creo que lo que más nos falta junto a todo esto, es aprender a sentir el amor, a vivirlo, a darlo y empezar a dejar de creernos tan importantes. No somos más ni menos que ningún ser vivo que habita la tierra, el universo. No somos más que otra pulsión de vida manifestándose, tratando de encontrarse y ser lo mejor de ella misma.
También la lluvia, si la ves con los ojos limpios, lejos de preconceptos y demás pre-, es un canto a la vida, a esa vida que muchas veces se nos escapa entre los dedos, porque no hemos aprehendido los pequeños gestos, esos gestos que de tan simples, se convierten en milagros.
Anuncios

4 responses to “reflexiono

  • Tawaki

    Empecé a verla con cierta prevención por ser de quien era, pero la peli está francamente bien y te da qué pensar.

    Como bien dices, no hacemos las cosas bien y luego le echamos la culpa a los demás. Ya sé que no decidimos, pero sí deberíamos hacernos oir.

  • Jorge Parra Millan

    Nos hemos convertido en esclavos de nuestro propio egoismo. sin tener humildad debemos ver con la misma lupa nuestras necesidades sociales y culturales ser concientes de nuestros propios actos hagamos el milagro de tener la misma mirada

    • nelida©

      Jorge; es verdad, nos hemos convertido en esclavos de nuestro egoísmo. En cuanto a tener
      la misma mirada no sé, cada ser humano es un mundo; más bien diría sostener y cuidar la Vida, como
      el bien más preciado que tenemos y hablo de la Vida en todo sentido.
      Saludos. Gracias por pasar y tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: