retazos de vida…

No la mires así. Así, como perro flaco que se robó un hueso.
Ella sabe.
Ella sabe que no hay culpables.
Sólo fue el miedo, el gran miedo. La grieta por donde escapó lo que tenían.
No la mires así. Me dijo le da pena, pero no sabe si es por vos,
por ella, o por los dos. Dice que no puede creer… en fin, vos sabés.
Yo le explico hasta el hartazgo, que nadie tiene ganada la partida en una sola mano. Que a veces hay que jugar mucho y perder igual, hasta aprender y aprehender lo que es importante para cada uno.
Pero ella resiste como almeja que están por lanzar al agua hirviendo. Una vez abierta, mente y corazón quedan expuestos a la razón. Mil preguntas rondan su cabeza y ninguna respuesta es posible.
Vuelvo a explicarle (con paciencia de madre que ha vivido algunas cosas) que las respuestas viven en la experiencia, y que si fuésemos capaces de guiarnos por ellas, seguramente seríamos más felices. Dejaríamos ir con naturalidad y aceptar las cosas tal y como se presentan.
No la veas así. Yo sé, sé que no lo soporta, porque tu mirada le refleja la nostalgia, el sinsentido.
No lo hagas, porque soy yo, la que contiene sus reverberaciones dislocadas en esta tarde de mates.

Anuncios

6 responses to “retazos de vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: