Breves…

Él, se vendó los ojos para no volver a verla.
En otra parte de la ciudad, ella, se vendó las manos,
para no volver a escribirle.
Ambos mutilaron el camino al corazón.


Vacío
Un par de zapatos fríos,
en equilibrio sobre la medianera.


Cielo

Tus ojos horadando mi ser

foto: Lucid Nightmare

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: