Quijotas

Tres Quijotas sin ojotas
otean el horizonte
Irreverentes
entusiastas
embisten con gallardía
las penas que las habita
Cabalgan desnudas
sobre corceles salvajes
Flamean en las monturas
vestiduras y embalajes

Luchan contra molinos de vientos,
vientos huracanados
y a veces sus propios vientos
(no es agradable que la mujer deje escapar
sus flatulencias)
Líricas mariposas
se cuelan por sus narices,
y como viejas guerreras,
la espabilan en el aire

Abatidas, embarradas
y sedientas
se rinden a una tierra
que las cobija y las renueva

Cuando abren los ojos, tres pares de ojotas,
las esperan para reiniciar el largo viaje…

Nota de autor: lo que aquí les relato lo he visto.
Soy Sancha, la de la panza ancha.
Comadre de esas Quijotas, ahora sí con ojotas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: