poesía breve…

Doblega el aire
al filo de su mirada
Empuña una palabra
olvidada
No hay eco

Llora el poeta
Astutos mandarines
robaron de su arcón
todas la palabras

***

Combatió hasta el final
Agotado,
se dejó ir
Nunca supo,
cuánto se enmascaraban
sus fantasmas



Obra: Flujo de pasiones
Francisco Valdepeña Maruenda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: