poesía mínima

Soy cuerpo

poesía

Léeme

y guárdame por siempre

en el bolsillo izquierdo

de tu camisa

LLoró hasta agotarse

Juntó sus lágrimas

en un frasquito de cristal,

y en un acto de amor

se las obsequió al mar

***

Sentada en su trono

ensueña

Incrédula reina,

no lo pudo ver

Ella era un sueño intangible

de pies desnudos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: