Carmencita


Desparrama texturas
tras los cristales
Sus ojos fijos
no entienden tanta encrucijada
La ley es ley de hombres
y la desentienden…
nos los guía el amor a la tierra
a la vida
a la naturaleza
los guía la ambición
de poder
de cualquier poder que los
erija superiores
inmortales

Y sus manos cansadas
de andar,
anhelan la caricia
un gesto de amor
algo que le diga que ha valido
la pena llegar hasta
ahí
El cuerpo se resiente
y su cabecita cubierta de nieve
se pregunta
¿para qué trabajar tanto,
todo el día, si cuando llegas
a tu casa no te queda tiempo
ni ganas para nada?
Cansina me dice:
El dinero tiene que ser para gozo
para disfrute,
para compartirlo con aquellos
que amamos
para dulcificar
un rostro apretado,
no regalándolo
generando trabajo

Tiene 85 años
No suelto su mano
ni ella me suelta
Hay un cuerpo resistiendo
pero entregado
Y un espíritu
que aún,
anhela el movimiento
la danza de la vida.

***
Obra: mujer anómana
Miguel Angel Gatti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: