en un susurro ha venido a decirme…

Que la vida, inmensa e infinita en su variedad de formas y colores, puede regalarnos lo que sea, si tan sólo somos capaces de tomarlo

Que cada error, cada carencia, cada herida, puede ser sanada y curada, si podemos verlas en su justa dimensión y magnitud

Que todos necesitamos amar y ser amados, pero que muchas veces huimos de esa posibilidad por miedo a la entrega, a ser íntegros, felices

Ha venido a decirme…
Que el amor, la alegría y la serenidad están al alcance de nuestras manos, más que eso, dentro de cada uno de nosotros, pero que nos empeñamos de mil maneras en desbaratarlo

Que si logro no tener miedo de mis miedos, enfrentar mis sombras, y esto es, mirarlas de frente, reconocerlas y aceptar que son parte de mi naturaleza humana, he de despertar a lo mejor de mi misma y cada vez menos podrán interponerse en mi camino

Cuando abro los ojos, una dulce canción me abraza
Una flor muerde mi piel
Y una plegaria adormecida
en la punta de mis dedos
espera ser liberada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: