breves…

Viernes
Puede arrastrarse. Puede tener alas. Puede ser verde, rojo, amarillo, azul o negro. Puede ser una persona. Tener la piel de madrugada. Tener el rostro avejentado por tantas noche sin dormir. Puede ser de muchas maneras. Adquirir formas inesperadas. Rasgar las sábanas, las palabras o desbaratarse entre copa y copa de vino con amigos.
Como lo quiera, como lo prefiera, nunca deja de presentarse de manera puntual y singular. Puede que triste, puede que alegre, siempre es un encanto recibirlo.
***
La carta
En la ansiedad, se les desbaratan las manos. Los cajones que abre con una premura infernal, se les escapan de los dedos. Estallan en el suelo. Provocan una lluvia de cartas que nunca fueron leídas.
Se deja caer.
Descontrolado y abatido, toma una al azar. Lee para sí mismo.
“… quizás con el tiempo, descubras que lo que tenias conmigo, era lo más parecido al amor”
***
Le digo
No escribas poesía, desnuda tu alma.
Ella me contesta:
Precisamente por ello lo hago, es una buena manera de tenerla en mis manos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: