Poesía mínima

Sale del trabajo
hace las compras
las bolsas van cargadas
de verduras
fiambres
tintura para su pelo
y un libro…
Sólo en la inmediatez de la siesta,
se detiene en el sentimiento.
***

La paciencia duerme
al borde del abismo
¡Quién sabe
si la empujan
que ha de romper!

***

Que cuiden la puerta
para que no entren corriendo
los pies de la soledad original
¡podrían lastimarse !
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: