Breves, brevísimos

Pintó desbocada, trazos de ira.

Te nombro en silencio. Aún estás ahí.

Desanda la ilusión, con los pies descalsos.

Reverdece, desde la humedad de sus lágrimas.

Bajo las sombras, un cielo desconocido, posible, espera…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: