Poesía y esa extraña manera de decir las cosas

 

I
Es un mar de nubes
Un cordón azul informe
Un caballo pastando en verde
cercano a tu mirada
Son mis ojos que te observan
perdidos
quietos
Y en el camino
el misterio de la vida…

II
Bebo el vino de tu boca
El cigarrillo descansa
sobre tus dedos
Historias

transitan el viejo cenicero
tapizado de restos fósiles,
intentando abrevar en el metal

III
Bordado de espuma,
tus labios
desgajan
palabras putrefactas.
En el espacio circundante
una flecha suspendida
ensangrentada
la misma que nos mató el corazón

En la foto, el Cantábrico, que tuve la suerte de poder ver y sentir.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: