Umbral

 

Está apoyado, en el marco de la puerta de su casa taller. Desde una distancia sensata, observa a sus nuevos habitantes. Entretejen una historia de la que él, es sólo espectador.
Piensa: toda una vida dedicada a proteger mi espacio, mi mundo y de repente, llegan visitas sin avisar, sin dar una señal y se instalan en mi hogar.
En segundos, la sorpresa se hace eco en esos diminutos pajarillos que gritan y vociferan su hambre, en espera de que los padres les procuren alimento.
Un pequeño hogar, ha sido construido en la proximidad del umbral de la casa taller. Él, no sale de su asombro.
¿Cómo es posible que ellos, no teman su cercanía?
Obra: Avé
Raúl Codoceo Rojas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: