silencio

Me cansé de las palabras, aunque en honor a la verdad, diré que me cansé de la abstracción de las palabras. De las bocas que emiten palabras huecas, ajenas, sin sentido. De las palabras que apretujadas viajan por el aire y desembocan desesperadas, arañando la pantalla, para que los que leemos del otro lado, le otorguemos un significado.
Hoy me he cansado de las palabras, como a veces me canso de andar, de ser mujer, de ser mamá, empleada, ciudadana.
Hoy las palabras, son un dejo melancólico, transitando una calle empedrada, en espera de un indicio. Entonces, me abstraigo del mundo, los sonidos y surge inevitable y bendito, el silencio.
El silencio que permite observar y sentir sin preámbulos los sonidos de la naturaleza. Mágico silencio que destierra dolores entre caricias ajenas, extrañas. Alabado silencio, que sólo me deja espacio para percibir la piel, para oler, degustar, mirar y sentir el cuerpo desnudo, con un cuerpo desnudo, que atrapado y liberado entre el cielo y la tierra, deshoja historias en el aire.
Hoy las palabras, si no he de hacer poesía, son una ironía.
Se estrellan contra un espejo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: