he retornado…


Deseo I
Deambulo erótica y errática por un desierto inanimado, son partículas minúsculas de arena las que acarician mis pies, anuncian una canción eterna cósmica universal, y el oasis que esconde, contiene la vida, toda una vida.
Allí se juega al todo o nada y en el medio, circunspecta encerrada queda el alma, la esencia de la flor inventada, la caricia extraviada, el sueño sin alas. Ahora son mis manos cansadas, tibias, las que preguntan, observan y mis ojos enceguecidos por la luz, solo atinan siluetas deformadas que no dicen nada…
Calcinada por el sol y sedienta apresuro mi cuerpo a médanos provocativos, que lo sé, pretenden devorarme, pero yo viajera solitaria, sé de la emboscada, la trampa y por un momento convoco sombras, fantasmas, tan sólo por apaciguar el latir en mis venas, en la piel, en la sed…

Deseo II

Enciendo pensamientos, fantasías, sentimientos y allí, quieta muda y con la boca entorpecida, vuelo a otro mundo.
Suelto amarras. Desencadeno una furia sin pausas…
Pre­siento, no hay miradas, manos, piel ni huesos, es sólo una nada extraña, azulada, inventada, por quien sabe que prestidigitador atolondrado y embelesado con artificios de maga…
Me elevo sobre mi cuerpo, puedo verme.
Soy todo y nada, en un mar de encrucijadas, pero eso ya no importa, porque ahora soy instante desbocada, palabra inventada…

Obra: Almas esperanzadas 2
Ramiro Zardoya Loureda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: