Psicoanálisis


Soy un cretino lo sé. Nadie mejor que yo lo sabe. ¡No! yo no me ando con chiquitas. Lo mío es lo grande, lo fabuloso, lo fantástico. No me mire así, es verdad que tengo cara de nada, de parecer un hombre bueno, incapaz de matar a nadie. No se engañe doc, como dice la publicidad, la imagen no es nada, la sed es lo que cuenta, o algo parecido.
Ya se lo dije, soy un cretino.
Ayer sin ir más lejos, me crucé, con una hembra que me vuelve loco. Ella no lo sabe, obvio. Si lo supiera me tendría agarrado de los huevos. Y yo no quiero que nada ni nadie me agarre de los huevos. Por eso trabajo solo. No me gusta que me molesten, que me estén diciendo que hacer, como ir o venir. Yo decido lo que hago o lo que digo, y si, a veces la bronca me arrebata y hecho a andar puñetazos, como los que le di, a ese viejo imbécil, que pretendió joderme, es por eso, porque no me gusta que me jodan.
Si la hembra, ¿que pasa? Pasa que la quiero solo en mi cama, para mi exclusividad y no pretendo compartirla con nadie. Sin embargo ella, siempre quiere más, ¿qué que quiere? Pretende que esté con ella y para ella y yo no soy tipo de andar bajo las polleras de nadie y menos de alguien que me roba la razón, que me vuelve loco. ¡Ni loco! Antes me tiro a todas la minas que encuentre por ahí. Siempre hay minas para pasarla bien un rato.
Si ya sé que no es lo mismo, lo sé yo, mejor que usted, eso seguro. No va a decir que disfruta de la vida, sentado diez u ocho horas en ese trono, escuchando la sarta de boludeces que tenemos para decir, todos lo que pasamos por aquí, eso si escuchan. Sí, ustedes lo psiquiatras y psicólogos después tienen que ir con alguien que los airee un poco, vamos, no me venga…
Le digo que yo lo sé mejor que nadie. La otra noche en el boliche, un tipo no paró de hablar de lo bien que la había pasado el fin de semana pasado. No sé cuántas minas se había tirado. Yo lo miraba callado y de reojo. Pensaba este es un verdadero imbécil, imbécil irreversible. Como si tirarse tantas hembras, le diera mayor prestigio. Sí claro, a los ojos de los otros, sí. Pero reconozcámoslo doc, que mierda satisfacemos ahí. Siempre he sostenido que ese tipo de relaciones son digamos… pajas de lujo. Sacian la calentura, pero no dan calor. Y uno lo que busca es calorcito, ¿no?.
¿Qué si tengo todo tan claro, y no deseo modificar nada, porque estoy aquí?
No sé doc dígamelo usted, que para eso es psiquiatra y psicólogo.
Yo vine, porque me obligó mi vieja.
las imágenes, son collage que compongo en un programa llamado picassa que puede descargarse gratis desde google. Está muy bueno, lo recomiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: