Eros, ¿retorno al origen?


Tintinean tus dedos sobre mi piel
¿rastrean información?
¿husmean algún dolor?
¿qué piensan cuando saborean mi boca?
Tintinean en el ombligo
¿pretenden acaso saber del origen?
¿qué buscan tus yemas, entre mi sangre,
en el terroso olor del mar?…
Lo que sea
no importa
me subyuga

el tránsito de tu huella



Un sueño…
Desciendo cascada
por tu pelvis apresurada
Me detengo en el ombligo
que provoca marejadas
silencios de catástrofes
Estalla el cuerpo
y manos, ajenas,
me despiertan de este sueño
sueño dormido
convocado
enternecido
vuelvo a cerrar los ojos
y sé que es justo allí, en tu pelvis,
donde quisiera dormir toda una noche
las noches
escucharte murmurar detrás de la textura
lo no dicho
y que el sonido te tus anhelos
se encuentren con los míos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: