poesía mínima


Que aniden en la puerta
los recuerdos
para que tu viento silencioso
se los lleve…

Me desarma
acontece
estremece
y cuando menos lo espero
descansa sobre mi vientre
sembrando girasoles

Soy un cuerpo-vida
tierra poblada
No siembres,
si no has de cosechar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: